Aranda y la Ribera

Menú;

33

7.5. Iglesias y santuarios

A. Monasterio de Santa María La Real

TÓRTOLES DE ESGUEVA
Edificio monacal construido en los siglos XII y XIII. Actualmente es un alojamiento de turismo rural en la categoría de Posada Real.

B. Iglesia de San Juan Bautista

GUZMÁN
Fruto de un largo proceso constructivo, iniciado a mediados del siglo XVI, destaca su hermosa torre situada a los pies, obra ya barroca.

C. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

ROA
Integra restos románicos y góticos en armonía con la obra del siglo XVI, en la que destaca su concepción espacial con naves a la misma altura y la bellísima cabecera.

D. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

GUMIEL DE IZÁN
Uno de los templos góticos más bellos de la provincia burgalesa. Destaca por su torre situada a los pies y la gran portada meridional de finales del siglo XVI.

E. Iglesia de Santa María La Real

ARANDA DE DUERO
Realizada a fines del siglo XV, testimonia el esplendor de la villa. En ella destaca su excepcional fachada y un elegante interior.

F. Ermita de la Santísima Trinidad

FUENTESPINA
Es el ejemplo más representativo de un centro de devoción popular barroco en la Ribera, caracterizado por su dinámico repertorio decorativo.

G. Iglesia de San Nicolás de Bari

SINOVAS
En ella conviven una portada románica con un pórtico y una cabecera renacentista, aunque la pieza más singular es su excepcional techumbre gótico-mudéjar.

H. Monasterio Santo Domingo de Guzmán

CALERUEGA
En 1266, con el fin de honrar el lugar de nacimiento de Santo Domingo, Alfonso X fundó un monasterio que se amplió y renovó en las centurias siguientes.

I. Monasterio de Nuestra Señora de la Vid

LA VID
Magnífico conjunto monástico, de origen románico, renovado durante el Renacimiento y el Barroco. Alberga la talla de Santa María de la Vid, una de las mejores esculturas góticas castellanas.

J. Ermita del Santo Cristo

CORUÑA DEL CONDE
Uno de los testimonios más antiguos, de principios del siglo XII, y de mayor belleza del románico ribereño. En su construcción se emplearon materiales procedentes de Clunia.