Aranda y la Ribera

Presentación

Aranda y La Ribera del Duero son un lugar para visitar, conocer y quedarse.

Por eso, el objetivo de esta guía no es reflejar al completo todas las bondades de esta tierra, que son muchas (¡imposibles de recoger en un libro!), por no hablar de sensaciones únicas que, por más que queramos transmitir, deben ser vividas y unidas a la experiencia personal.

Pero sí queremos destacar lo imprescindible, las curiosidades, el valor histórico y artístico, la exquisita gastronomía y las posibilidades de sus propuestas culturales para todo el año y en cada localidad.

Empezamos nuestro recorrido observando la Ribera desde fuera, con cierta distancia. Un destino turístico de contrastes: para activarse o descansar, encontrar algo nuevo o perderse en misterios olvidados en el tiempo... A menos de dos horas de Madrid y a una hora en coche de otras capitales de Castilla y León como Segovia, Soria, Palencia, Valladolid o Burgos.

Conoceremos también el carácter hospitalario, valiente y leal de los ribereños, que gustan de recibir a los foráneos en sus casas, sus bodegas y sus corazones. Así entenderemos lo referido al módulo El territorio y sus recursos, que recoge las condiciones ambientales, económicas y sociales que han hecho que esta sea la comarca dinámica y moderna que es hoy.

Te presentamos Tierra de vino, un obligado capítulo-homenaje a la Denominación de Origen Ribera del Duero, que define gran parte de la identidad de la zona, forjada a partir del esfuerzo de los ribereños y la calidad internacional de sus afamados vinos.

A través de Milenios de historia y patrimonio, el viajero puede avanzar desde los primeros asentamientos romanos hasta la Ribera de hoy, con sus cambios, sus conflictos y victorias, sus tesoros escondidos y sus promesas de futuro.

En un contexto que siempre combina historia y modernidad, el territorio propone un turismo pensado para todos los públicos, pues ¿a quién no le gusta dejarse sorprender y encantar por un territorio mágico?

Dirigiremos una mirada a los muchos atractivos que nos ofrece esta comarca desde su capital, Aranda de Duero, para luego dejarnos llevar por la multitud de pueblos y lugares de interés que pueden convertir cada estancia en una experiencia inolvidable, ideal para recomendar a amigos y familiares.

La Ribera del Duero es, además, un destino donde practicar actividades de aire libre todo el año, para sentir el contacto con la naturaleza sin perder de vista lo urbano.

Y para los indecisos, se facilitan propuestas variadas de fin de semana con lo más atractivo de esta tierra.

Estás a punto de descubrir lo mejor de La Ribera del Duero.

¡Disfrútala con todos los sentidos!