Aranda y la Ribera

Menú;

107

2. Qué comprar

Bien sea para el disfrute propio, o para tener un elegante detalle con amigos y familia, la Ribera del Duero ofrece una amplia variedad de opciones para que el viajero se lleve a casa parte de su esencia.

El vino de la D.O. Ribera del Duero es el producto estrella de esta tierra. Apto para todos los bolsillos y paladares, podemos comprar unas botellas, directamente en la mayoría de las numerosas bodegas de nuestro territorio. Aunque si queremos asesoramiento, y elegir entre el gran repertorio disponible, podemos acudir a cualquiera de las enotecas y tiendas especializadas, como Arte y Vino, Bodega Don Carlos y El Mosaico de Baco en Aranda de Duero, Entre Vinos o Vinos Majete en Roa o Vinos Ribera en Fuentespina.

Al visitante le sorprenderá descubrir que Aranda de Duero ofrece uno de los pocos cavas elaborados fuera de Cataluña, ya que Bodegas Peñalba López es la única bodega de Castilla y León perteneciente a esta D.O. Las cervezas artesanas Mica y Tesela, en Aranda de Duero, y Milagritos, en Milagros, convierten el excelente cereal castellano en una deliciosa alternativa al vino.

Si nuestra gastronomía te ha dejado buen sabor de boca, puedes llevarte todo lo necesario para repetir en casa. Lechazo precocinado, para que solo tengas que terminarlo en tu horno, como el de Paradilla 143, en Pardilla, morcilla o embutidos envasados al vacío de Morcillas la Ribera, en Sotillo, Embutidos la Dehesilla en Gumiel de Mercado, y Morcillas Pafer y Agroribera, en Aranda, o los tradicionales escabechados de faisán, perdiz, codorniz y pintada de La Fonda del Prado en Villalba de Duero.

Además de su deliciosa carne, la oveja churra nos regala unos espectaculares quesos. Si os gusta este producto no dejéis de probar el queso de leche cruda de Páramo de Guzmán, en Roa, Santa María la Real en Tórtoles de Esgueva, y La Sotillana, en Sotillo.

Para terminar nuestras deliciosas compras os recomendamos la repostería y dulces elaborados por las distintas confiterías de Aranda, las Hermanas de Iesu Communio, en La Aguilera o las del Monasterio de Caleruega y alguna de las numerosas mieles que se recojen de manera artesanal en la comarca.

Además de los productos gastronómicos, la Ribera cuenta con una creciente comunidad de artesanos donde destacan las alfarerías tradicionales, los trabajos en cuero de Miguel Ángel Martín, en Aranda, y Pilar Manso, en Tubilla, y la artesanía textil de Cúrcuma también en Tubilla del Lago.