Aranda y la Ribera

Menú;

72

3.13. Baños de Valdearados

Disfruta de una situación privilegiada, junto al río Bañuelos e inmediata a la calzada que unía Clunia y Asturica. Esto favoreció el desarrollo de un centro de explotación agrario romano controlado por una villa cuyos restos, de notables mosaicos, son uno de sus principales atractivos. Hoy es conocida como la villa romana de Santa Cruz.

Sobre una colina se erige la ermita del Santo Cristo, antigua iglesia parroquial con bella portada del gótico final. La expansión de la población hacia zonas más llanas propició, a partir del siglo XVI, la construcción de un templo dedicado a la Asunción. En su interior destacan dos retablos barrocos que incorporan tablas del primer Renacimiento de singulares calidades pictóricas.

Un paseo por sus calles permite descubrir obras como el rollo jurisdiccional y singulares ejemplos de la arquitectura popular, con curiosos símbolos protectores mágico-religiosos labrados en sus dinteles.