Aranda y la Ribera

Menú;

94

7.2. Fin de semana enoturístico

El paisaje ribereño aparece ante nuestros ojos suavemente ondulado y con dilatados horizontes, surcado por el río Duero que acaricia y mima los extensos cultivos de viñedo. Las tierras de los pueblos bañados por el río o sus afluentes, como Sotillo o Pedrosa de Duero, atesoran además una interesante historia. También Aranda de Duero, Gumiel de Izán o Roa muestran los secretos del pasado con la grandeza de sus monumentos y la belleza de su entorno.

En estas generosas tierras podemos disfrutar de excelentes vinos con Denominación de Origen Ribera del Duero. Sus favorables características para el cultivo del viñedo han multiplicado las bodegas, muchas de ellas visitables e ideales para comprar buen vino y dejar al viajero, en cualquier ocasión, un buen sabor de boca.

75km
Aranda de Duero - Gumiel de Izán - Sotillo de la Ribera - Roa-Pedrosa de Duero - Aranda de Duero
La Aguilera, Quintana del Pidio, Gumiel de Mercado, La Horra